La Serie A más abierta

Hace apenas un mes era inconcebible imaginar una Serie A en la que la Juventus no dominase con su habitual mano de hierro. Pese a sus importantes bajas se habían reforzado realmente bien, justo como en los cursos anteriores, sumando además la Supercoppa sin demasiados problemas ante la Lazio, a la que habían arrebatado meses antes la Coppa. ¿Cómo creer en la Roma de Rudi García tras lo del año anterior? ¿Y en una Fiorentina sin Salah o un Nápoles que siempre va de más a menos? ¿Qué podía esperarse de los grandes pero desastrosos clubes de Milán? Seis jornadas después, nada es lo que parece.

Increíblemente, tras enfrentarse a Udinese, Roma, Chievo Verona, Genoa, Frosinone y Napoli, la Vecchia Signora suma únicamente cinco puntos, con tan solo una victoria en su haber. Bajas, desacierto e inseguridad están mermando el inicio del tetracampeón, bastante lejos de un liderato que comparten sus dos enemigos más íntimos. Eso sí, en Europa han demostrado carácter, teniendo una nueva prueba el próximo miércoles. Pero va a ser emocionante ver como se recomponen para intentar una remontada complicada tanto en lo deportivo como en lo anímico.

Pero, ¿quién puede reclamar el trono bianconero? Hasta anoche el Inter soñaba con ello, pero se llevó en casa un duro baño de realidad ante la Fiorentina, nuevo líder -junto a los nerazzurri-. Los hombres de Mancini se habían mostrado fiables en defensa así como efectivos arriba, apoyados en la clase de Jovetic, el trabajo de Felipe Melo-Gary Medel y la fortaleza de su zaga. Sin embargo ya antes del duelo ante el conjunto Viola comenzó a torcerse todo. Jovetic se lesionó en el calentamiento, Kalinic sorprendió al Inter mordiendo desde el principio, colocándose la Fiore 0-3 tras poco más de 20′ de juego. Luego ya no hubo partido, saliendo Miranda expulsado mientras los toscanos alcanzaban el liderato en San Siro tras un duelo que comenzaron a decidir los errores de Handanovic para ilusionar a toda Florencia. Por lo pronto Paulo Sousa ha declarado que lucharán por el Scudetto.

La dupla romana alterna grandes noches con fracasos sonados, siendo difícil pelear por nada con tanta irregularidad. Este fin de semana fue bueno para ambos. La Lazio por fin ganó un duelo fuera de casa (1-2 vs Hellas Verona) mientras la Roma goleó inmisericordemente al humilde Carpi con una manita para homenajear a Francesco Totti en su 39º cumpleaños. A estos les preceden las dos grandes sorpresas de lo que va de campeonato. Por un lado, un Torino que con pequeños pasos aunque firmes sigue recuperando su lugar. Ya hace dos temporadas logró volver a Europa, donde hizo un buen papel en la campaña anterior además de vencer de nuevo un derby a la Juve. Hoy son terceros a lomos del fútbol de Benassi y los goles de Quagliarella. Es toda una bendición verles ahí, tanto como al Sassuolo (único equipo invicto), un club edificado en el trabajo bien hecho de todo su organigrama.

El Milan, cuya fulgurante delantera es su mejor promesa, sigue perdiendo fuera lo que gana en casa. Tres victorias por tres derrotas significan la misma mediocridad de los años anteriores, además de un puesto seguro en la zona templada de la tabla. En el desierto. De ahí parece escapar el Nápoles de Sarri, que ahora sí despega. En los últimos siete días goleó 5-0 a la Lazio, se estrelló fuera contra el orden del Carpi (0-0) y acabó la semana venciendo, y convenciendo, 2-1 sobre la Juventus ante un San Paolo exultante.

Precisamente el próximo domingo San Siro asistirá a un envite entre milanistas y napolitanos en el que el perdedor saldrá mal parado. A Fiore (e Inter) le tocará mantener la cabeza, a Torino y Sassuolo confirmar a domicilio que lo suyo no es flor de un día, a la Juventus intentar darle una alegría a su hinchada y a los romanos confirmar si van camino de ser de nuevo alternativa o decepción. Es la Serie A más abierta, con el campeón a rebufo pero ningún aspirante claro aún, lo que dibuja un panorama tan divertido como indescifrable. El fin de semana llegarán nuevas respuestas justo antes del parón de selecciones a cuya vuelta habrá un Inter-Juve que huele a punto de inflexión.

FOTO: giornalettismo.com

Leave a Comment