Victoria madridista sobre el carrusel

Sería el frío que asola la Península, pero el envite aplazado por el Mundial de Clubes comenzó con ciertos desajustes defensivos que derivaron en belleza. Así de trepidante comenzó el partido, con un ataque madridista bien contrarrestado de forma fulgurante por un Sevilla que tuvo en pies de Vitolo el primer tanto del encuentro. Detuvo Casillas, cada vez más lejos de los errores de antaño. Pero aquello dejó una primera lectura: los hispalenses querían hacer daño, para lo que presionaban arriba en todo momento a la salida local. La pronta lesión de Ramos dificultó la circulación inicial merengue, aunque permitió ver a la defensa del futuro: Varane-Nacho.

SE ABRE LA VEDA

Un espléndido testarazo de James puso en ventaja a los de Ancelotti. El Madrid había superado las primeras líneas de su rival pero al llegar al área anduvo paciente. El balón paseó de un lado a otro hasta que Marcelo lo colgó para que la sensación colombiana batiera a Beto. Con todo, los primeros 20′ fueron claramente para el Sevilla. Una y otra vez llegaban a la portería de Casillas, estrellándose contra el poste, contra el lateral de la red, contra el sufrido portero. Bravos los visitantes, mal pese al marcador los blancos, que volvían a perder a un efectivo con la lesión de James, sustituido antes de la media hora por Jesé. Y al poco Benzema arrasó a Beto, que tuvo que retirarse en camilla para dejarle su lugar a Sergio Rico.

El nuevo guardián de la meta llegó a tiempo para encajar el 2-0, obra de Jesé, que festejaba su primer gol en Liga en el presente curso. La dinámica cambió tras la diana del canario, con un Madrid más dominante que gozó de varias ocasiones para ampliar la ventaja. La dureza hizo acto de presencia, con Arbeloa equivocándose en área propia -sin sanción- y varias entradas subidas de tono en el Sevilla, bastante caliente. Así se llegó al descanso, con el paladar saboreando la magia que Isco desparramó, las cabalgadas asociativas de Bale pero rezumando un resultado extraño dado lo expuesto sobre el césped.

ESPECTÁCULO E IMPRECISIONES TRAS EL DESCANSO

Al regreso de vestuarios el Real Madrid ofreció su mejor versión, aunque esta vez las tornas cambiaron. El caprichoso esférico que les favoreció en el primer tiempo les negaba más alegrías en el segundo. Ni Bale ni Isco acertaron sendas ocasiones claras para sentenciar el choque. Tampoco Iborra, que desaprovechó un remate franco en boca de gol que pudo haber cambiado el panorama del encuentro.

Algo había cambiado en el Sevilla. Con menos frescura y más frustración, el cuadro de Unai Emery perdió su mordiente. Los espacios aparecieron atrás, abriéndose el patio de recreo para que Isco, Jesé y Benzema hicieran de las suyas. El respetable disfrutó con las combinaciones de sus jugadores, dando color a la gélida noche madrileña. Sin embargo todo se calentó cuando Iago Aspas acertó por fin con las redes madridistas en el 80′, elevando la emoción en lo restante de un duelo que más pareció un carrusel que un choque futbolístico. La victoria, eso sí, fue madridista.

El quinto halago liguero seguido del barco que capitanea Carlo Ancelotti les permite llegar al derbi del Calderón con 4 puntos de ventaja respecto al Barcelona y 7 sobre el Atlético, con el que podría abrir una brecha  bastante importante -¿e irrecuperable?- en caso de imponerse. Volverá Cristiano Ronaldo tras su sanción, pero la quinta amonestación de Marcelo así como las lesiones de Ramos y James obligarán a los blancos a modificar su once habitual. 

Por su parte el Sevilla mantiene el 4º lugar con un punto de ventaja respecto al Valencia, que el lunes cayó en Málaga. Los hispalenses, cuyo siguiente compromiso será en el Coliseum ante el Getafe, pierden a Vitolo y Aleix Vidal por sanción.

ALINEACIONES

- REAL MADRID: Casillas; Arbeloa, Ramos (Nacho), Varane, Marcelo; Kroos, Khedira, Isco (Illarramendi), James Rodríguez (Jesé), Bale, Benzema.

-SEVILLA: Beto (Sergio Rico); Fernando Navarro, Daniel Carriço, Kolodziejczak, Diogo Figueiras, Krychowiak, M’Bia, Iborra, Vitolo, Deulofeu (Aleix Vidal), Bacca (Iago Aspas).

FOTO: diariobernabeu.com

Leave a Comment