Sassuolo 4-3 AC Milan (Highlights) 12... por ourmatch

Un Milan indescifrable

La Roma logró el mejor inicio de la historia de la Serie A. El Nápoles se ilusionó con pelear un campeonato que no logra desde hace más de dos décadas pero parece que seguirá retrasándose, especialmente por la inalterable marcha de una Juventus que camina con paso firme sumando su undécima victoria consecutiva para abrir hueco mientras contempla objetivos que engrandezcan una temporada que se manchó en Estambul. La Fiorentina se mantiene a la expectativa pese a las lesiones de Rossi & Mario Gómez, no muy lejos de un tercer puesto con el que también sueña el irregular Inter de Mazzarri. Incluso el Hellas Verona anda disfrutando de su retorno -5º por ahora- y el Torino cumple su mejor curso en años. Pero, ¿y el Milan?

Para no desentonar con su pasado reciente, cayendo con sonrojo. Hace poco comentaba con Miguel Quintana y David de la Peña  que no veía al cuadro rossonero arreglando su campaña. Sin embargo éste último me advirtió algo en lo que no había reparado: la plantilla del Milan. Suena cómico, casi estúpido, pero es cierto, aunque ya no estén Pirlo, Seedorf, Gatusso, Maldini y compañía los lombardos no tienen mala escuadra. Todo lo contrario. Si bien es cierto que no pueden pelear seriamente por el título -y parece que tampoco lo harán por los puestos Champions- no dejan de contar entre sus filas con Kaká, Montolivo, Balotelli, Pazzini, Matri, Robinho, Nocerino, De Jong, Mexés, Muntari o el prometedor Cristante más los recién incorporados Honda y Rami, que no son poco. Incluso El Shaarawy, que hace un año nos fascinaba a muchos -me incluyo- pero se ha diluido como un azucarillo. No es un equipo a la altura de la brillante historia del club, pero tampoco un conjunto para situarse 11º al final de la primera vuelta del campeonato.

Anoche el Milan volvió a la penuria. Tras acabar el año perdiendo el derby comenzaron este 2014 felices entre incorporaciones, una goleada al Atalanta y el 100º gol de Kaká con la zamarra rojinegra. Pero como en todo lo que les sucede desde hace tiempo, la alegría ha sido efímera. Domenico Berardi, un chico de 19 años declarado seguidor del Inter pero perteneciente a la Juventus, les clavó cuatro tantos para batirles por 4-3. Pero no les venció la Vecchia Signora, no. Lo hizo el Sassuolo, que rompe una racha de cuatro derrotas seguidas en Serie A y logra así un gran hito que recordar en el curso de su debut en la máxima categoría. Quedan, por cierto, fuera del descenso y cinco puntos por debajo de su rival de ayer.

De este modo Allegri se sitúa nuevamente en la cuerda floja con un conjunto con muchos más nombres que fútbol de nuevo a la deriva, anclado en la zona templada de la tabla, ya a 20 astronómicos puntos de la tercera plaza. En la prensa italiana suenan Inzaghi y Seedorf, entrenador de la escuadra Primavera y jugador aún en activo de Botafogo respectivamente. Las copas, especialmente la de Europa, aparecen como único salvoconducto de un nuevo año por ahora para el olvido. El Atlético de Madrid aparece en el horizonte, más amenazante que nunca con Simeone y sus hombres dispuestos a todo, pero si por algo se caracteriza éste lánguido Milan es por su competitividad en los partidos a vida o muerte. Ahí pueden ser inferiores, pero lo disimulan tan bien que se convierten en un adversario muy peligroso por calidad y experiencia. A saber qué Milan -y comandado por quién- nos encontramos en Febrero.

ACTUALIZACIÓN: simultaneamente con la publicación de esta entrada se anunciaba oficialmente la destitución de Massimiliano Allegri como técnico del AC Milan. Su sustituto temporal será su segundo, Mauro Tassotti.

Leave a Comment