Caer con honor

Cassano

Ayer se cerraron los octavos de final de la UEFA Europa League 2012-13 con la emoción y los kilates de calidad que promete la segunda competición continental a estas alturas del torneo. Un par de prórrogas, pugna hasta el último minuto y más de un humilde dándolo todo por continuar la senda de su particular proeza aunque sin la fortuna de ese gol puntual que salvase la clasificación.

De la jornada de ayer quiero destacar dos historias con algunos puntos comunes, en contextos muy diferentes pero con idéntico final. Fueron las dos llaves que se definieron en la prórroga, cuyos protagonistas son los antagónicos Levante UD e Inter de Milán. El cuadro granota tuvo que enfrentarse al gélido Luzhniki moscovita, terreno idóneo para un Rubin Kazan que se desenvolvió mejor pese al evidente contratiempo que suponía el estado del césped artificial para ambos.

Con Barkero un tanto aislado, la iniciativa fue plenamente local. Los de Berdyev dominaron con pausa para soltar peligrosos latigazos al borde del área, invitando a Keylor Navas a lucirse para mantener vivos a los suyos. La salida de Martins sigue siendo un lastre en todos los aspectos, ya que aportaba variantes ofensivas y soluciones tácticas que Acquafresca no puede ofrecer. Así, se llegó a una prórroga en la que la viveza de Rondón y una contra de Dyadyun despidieron al Levante de Europa. Aunque sea consuelo menor, los hombres de Juan Ignacio Martínez pueden marcharse con la cabeza bien alta de su primera incursión continental, pudiendo centrarse de nuevo en una Liga dónde aún tienen posibilidades de pugnar por los puestos nobles de la tabla.

Hacía tiempo que ciertas expresiones no se escuchaban en el San Siro nerazzurro. “Este es el verdadero Inter”, dijo Javier Zanetti a la conclusión del encuentro. “Un Inter para estar orgulloso”, alabó Massimo Moratti desde arriba, triste pero aliviado al ver que ‘su’ equipo aún tiene capacidad para competir y salvar la temporada. En efecto, el Inter acababa de despedirse de Europa, pero lo hizo por la puerta grande tras golear 4-1 a un Tottenham sin Gareth Bale.

Recientemente el Inter venía de acumular varios traspiés que lo hicieron caer de los primeros puestos del Calcio, anulando paulatinamente sus ya de por sí depauperadas posibilidades de pelear el Scudetto hasta reducir esa lucha por un lugar en Europa -dada lo cara que se ha puesto la ‘zona Champions’-. Incluso de White Hart Lane trajeron un doloroso 3-0 que prácticamente los despedía de la UEL. Sin embargo, los hombres del criticado -también por mí- Stramaccioni sacaron su orgullo para salvaguardar el honor de un equipo con más calidad de la que suele mostrar habitualmente.

Un testarazo de Cassano, un gol en el mano a mano de Palacio y la fortuna ante un mal desvío de Gallas hacia su propia puerta permitieron al Inter igualar la eliminatoria, llevándola a la prórroga para delirio de la escasa hinchada que poblaba el graderío. Pero como buen club abonado a la fatalidad, Adebayor logró cazar un rechace para lograr el tanto de los Spurs, haciendo inútil el posterior gol en plancha de Ricky Alvárez. Enorme victoria 4-1 del Inter que pese a la eliminación debe ofrecer lecturas positivas de cara a la recta final de la Serie A.

El Tottenham no fue el único equipo inglés que sonrió anoche. Tanto Newcastle -venció en el descuento a un mermado Anzhi- como el Chelsea, que hubo de remontar ante un batallador Steaua de Bucarest, lograron salvaguardar la honra de la Premier en Europa tras el fiasco de la Champions.  La Lazio confirmó su superioridad ante el Stuttgart, al que derrotó 3-1 con un hattrick de Kozak. A la terna de cuartofinalistas se une también el Basel, que salió vivo de su visita a San Petersburgo, dónde el Zenit puso toda la carne en el asador pero se quedó a una diana de igualar la desventaja de la ida.

Por su parte el Fenerbahçe no lo pasó nada bien para dejar por el camino al Viktoria Plzen, que peleó hasta el último suspiro en Estambul para levantar una eliminatoria que se les puso muy cuesta arriba en la ida. Finalmente, el Benfica completó el cuadro al vencer en Burdeos al Girondins en un divertido choque que acabó 2-3 con doblete del paraguayo Cardozo incluido.

FOTO: inter.it

Leave a Comment